El crowdlending es un mecanismo de financiación colectiva que ha ido ganando popularidad entre los emprendedores, startups y pequeñas empresas tal y como demuestran los datos recogidos durante el 2018. Muestra de ello es la cantidad de plataformas que se han creado en el último año y el capital conseguido a través de ellas.

Según los datos de ACLE (Asociación de Crowdlending Española), el capital asciende en 2018 a los 90 millones de euros aproximadamente, sin contar crowdlending inmobiliario. Entre las operaciones del sector más importantes cabe resaltar el Exit de los inversores de Zank por la que Fintonic ganó músculo entrando en el capital del marketplace de préstamos de consumo Zank, fundada en 2013 por Oriol Chimenos (Deloitte), Luis Reig (Ebay) y Leonardo Ramirez (Bain&Company). También destaca, el préstamo realizado por October de 3,5 millones de euros a cinco años a una empresa en Cataluña.

Sin duda, el sector va ganando terreno y si bien es cierto que todavía queda un amplio recorrido por andar, también lo es que “el crowdlending se va consolidando como una alternativa real para financiación llegando cada vez a más inversores y prestatarios -tanto empresas como particulares-“, destaca Mireia Badia, vicepresidenta de ACLE. “2019 será un año clave en el sector, donde posiblemente empezarán a participar más actores relevantes tanto en la inversión mediante préstamos como en la entrada en el capital de algunas de las plataformas y seguro que también se lanzan nuevas operaciones corporativas relevantes. Desde Acle seguiremos trabajando tanto en el aspecto regulatorio que nos concierne como en aumentar la visibilidad del crowdlending en nuestro país, para que cada vez lleguemos a más personas y empresas”.

Puede leer el artículo completo pinchando aquí.