Eladio Delgado, presidente de ACLE, y Sergio Antón, cofundador de MyTripleA, dan las claves del crowdlending en una entrevista para Gestiona Radio.

 

Laura Guzmán: ¿Qué es crowdlending?

Sergio Antón: Significa financiación en masa y lo que quiere decir es que utilizamos la tecnología para poner en contacto a múltiples inversores con empresas que necesitan financiación. Por un lado, las empresas buscan un canal de alguna manera alternativo, no sustitutivo, y por otro lado, a los inversores se les abre una nueva línea de inversión, un nuevo activo que antes no estaba al alcance de inversores particulares, sólo de inversores institucionales, y sobre todo entidades de crédito, para que puedan financiar directamente a la economía real.

Laura Guzmán: ¿Cómo funciona el crowdlending? Como empresario, ¿qué tengo que hacer?

Eladio Delgado: A través de las plataformas habilitadas en España por la CNMV, para operar como PFP (plataformas de financiación participativa), los ciudadanos y las empresas pueden solicitar préstamos que son evaluados por estas plataformas. Una vez que son evaluados, salen a la plataforma con un rating, un tipo de interés, y una vez que son públicas los inversores particulares pueden acceder a financiar los préstamos que puedan ser para financiar los activos de circulantes de una empresa, necesidades de inmovilizado, etc.

Laura Guzmán: Y como empresa, ¿qué tengo que hacer para conseguir esa financiación? ¿Qué lleva a una empresa a financiarse a través de crowdlending en vez de ir al banco a pedir un préstamo o un crédito?

Sergio Antón: En mi empresa, en MyTripleA, damos financiación a PYMES no a consumo. Nosotros estamos enfocados en financiar compañías, tanto para necesidades de circulante, como de capital de inversiones a largo plazo. Las razones por las que vienen las compañías es fundamentalmente porque necesitan dinero.

En España es fundamental abrir nuevas líneas de financiación alternativa y ésta es una de las pocas alternativas que existen en España. Normalmente damos dinero a empresas que la banca también ha financiado. No nos gusta financiar a compañías, por ejemplo, que no se han financiado nunca con otros financiadores porque normalmente hay algo ‘malo detrás’: hay mucho riesgo, o son compañías que no están todavía capacitadas, o tienen los números deficientes, o el proyecto no está lo suficientemente consolidado para poder hacer frente a la deuda.

Laura Guzmán: ¿Son empresas consolidadas normalmente que necesitan dinero para crecer?

Sergio Antón: Solemos financiar a compañías que tengan dos, tres años de antigüedad. Es verdad que en algunos casos hemos financiado y financiamos también a startups, en fases más tempranas, de cero a tres años. Además, se hace todo por internet, no tienes que llevar un expediente al banco y fotocopiar con mil escrituras y demás, sino que todo el proceso se hace de una manera ágil y por la red. Las compañías nos piden el dinero por nuestra web. Se meten en mytriplea.com, rellenan el formulario y al final somos capaces de darles el dinero sin que tengan siquiera de venir a nuestras oficinas.

Laura Guzmán: ¿Y tienen que tener algún requisito estas empresas para poder conseguir esa financiación a través del crowdlending?

Sergio Antón: En general las compañías necesitan un trackrecord de dos, tres años. Y, sobre todo, queremos ver un empresario que está detrás y que apuesta por el negocio, que ha puesto dinero, que también ha invertido y arriesga y, por supuesto, miramos un poco los números.

Eladio Delgado: Es importante destacar que hay una diferencia muy grande entre las estructuras económicas de países anglosajones como Estados Unidos, Inglaterra y demás, donde el 70% de la inversión o de las financiaciones son no bancarias. Fomentar a nivel país un canal alternativo que esté funcionando, sea funcional y operativo es básico para las empresas, para el bienestar económico. Con lo cual, las empresas se irán acostumbrando más a no depender exclusivamente a que la banca comparta. El banco no te puede dar un préstamo de un millón de euros en 48 horas, o en tres días. El crowdlending ayuda a disminuir 50% los plazos de obtención de un crédito con las mismas garantías. Es el dinamismo de internet.

Laura Guzmán: Desde la crisis, ¿ha crecido mucho el crowdlending en España?

Eladio Delgado: Se está consolidando, vamos viendo cómo cristaliza. Estamos trabajando con la Comisión y el Parlamento Europeo en una regulación del crowdfunding y crowdlending que saldrá a lo largo de este año.

Laura Guzmán: ¿Porque no hay regularización como tal?

Eladio Delgado: Hay una nacional que sacó el Gobierno anterior sobre la financiación participativa, pero ahora viene una regulación completísima europea, que incluso va a contemplar la emisión de criptomonedas.

Sergio Antón: Es verdad que el sector se está consolidando en España. A nivel mundial, los países anglosajones todavía nos sacan bastante ventaja, en general siempre van por delante. España lo está haciendo bien, hemos tenido una regulación que yo creo que nos ha ayudado a ser más conocidos.

MyTripleA ya tiene miles de inversores al, igual que muchas otras plataformas.En nuestro caso, ofrecemos tanto inversión que denominamos garantizada, como no garantizada. Llevamos tres años y hemos dado una rentabilidad al 2% a nuestros inversores. Algo que es absolutamente imbatible en comparación con los garantizados.

Laura Guzmán: Eso es lo que hará que los inversores inviertan a través del crowdlending. Ese incentivo del 2% que no se consigue de muchas otras maneras.

Sergio Antón: Efectivamente. Hemos creado un activo que antes sólo estaba cautivo a favor de la banca o de inversores institucionales en forma de grandes fondos de crowdlending. En nuestra plataforma tenemos inversores institucionales que tienen en su cartera desde 5-6 millones de euros hasta inversores particulares que han invertido 20.000 euros de sus ahorros.

Laura Guzmán: ¿Hay un mínimo y un máximo tanto como empresa para solicitar, como inversor para invertir, o con 50 euros puedo ya ser inversor?

Sergio Antón: En la parte de inversores desde 50 euros ya puedes ser inversor y no hay máximo. Como empresa, sí que hay unos límites que según la ley son de 2 millones de euros, siempre que sean para inversores no acreditados.

Laura Guzmán: ¿En el futuro seguiremos viendo esa financiación a través de los bancos y a través del crowdlending?

Eladio Delgado: Sí, seguramente. Mutarán como ha ocurrido en otras ocasiones. Cada vez que hay una revolución tecnológica van mutando y van mejorando y van repartiendo. Probablemente lo que no va a suceder es que la cuota de la banca no sea la misma pero mucho mejor para ellos, porque van a poder también evolucionar, ponerse las pilas.

Laura Guzmán: ¿Se suma algún riesgo como inversor cuando se invierte a través del crowdlending?

Sergio Antón: Como en toda inversión el riesgo cero no existe. En el crowdlending tienes que ver el activo que estás comprando en función de la plataforma en la que estás invirtiendo. Con lo cual, cada plataforma está ofreciendo a los inversores un activo que puede ser muy diferente unos de otros.

Laura Guzmán: Desde la Asociación, ¿qué es lo que estáis persiguiendo? ¿Cuál es el objetivo? ¿Cómo ayudáis a este tipo de empresas? Porque me imagino que habrán crecido de forma importante en los últimos años.

Eladio Delgado: Nos ayudamos todos porque son estas empresas las que han fundado la Asociación. Yo creo que probablemente la mayor función ahora mismo es dar a conocer a nivel público este sector, precisamente como estamos haciendo. Queremos dar a conocer las nuevas reglas de juego, las realidades de estas empresas y cuál es el potencial que pueden tener. Yo creo que eso forma parte de la seguridad regulatoria: dar confianza, explicar que todo esto está regulado por la CNMV, el Banco de España, la Comisión y el Parlamento Europeo.