¿QUÉ ES ACLE?

ACLE es el acrónimo de la Asociación de Crowdlending Española. ACLE es una organización de naturaleza asociativa y sin ánimo de lucro que tiene como fines la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales del crowdlending.

El crowdlending es la prestación de servicios de intermediación financiera entre inversores y empresas o personas a través de Internet.

Organización

Pueden formar parte de la Asociación, en calidad de socios, las plataformas o empresas nacionales o extranjeras especializadas en crowdlending. Los órganos de gobierno y representación de la Asociación son, respectivamente, la Asamblea General y la Junta Directiva.

La Junta Directiva es el órgano de representación que gestiona y representa los intereses de la Asociación de acuerdo con las disposiciones y directivas de la Asamblea General. Estará formada por un mínimo de 4 miembros: Presidente, Vicepresidente, Secretario General y Tesorero, que serán designados por la Asamblea General.

La Asociación se rige por unos Estatutos y un Código de Conducta.

Ámbito regulatorio

La mayoría de las actividades del crowdlending están reguladas por la Ley 5/2015 de 27 de abril, de Fomento de la Financiación Empresarial. Con esta normativa, España se convierte en uno de los países europeos líderes en contar con un marco regulatorio claro y favorable para el desarrollo de este tipo de compañías de financiación participativa.

La legislación establece al Banco de España y la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) como reguladores y supervisores de las operaciones de crowdlending.

¿Qué hacemos?

La Asociación tiene como fines la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales siguientes:

Aglutinar, representar, ser interlocutor y defender los intereses de las plataformas de crowdlending asociadas y de sus profesionales.

Promover el conocimiento, reconocimiento y prestigio de la actividad de las empresas y profesionales del crowdlending en la sociedad, así como su regulación.

3. Ofrecer a los asociados servicios de asistencia técnica, formación, asesoramiento e información para el mejor desempeño de su actividad.

4. Fomentar las buenas relaciones de los miembros con los clientes y usuarios, con entidades financieras, expertos, consumidores, profesionales y la sociedad en general.

Mantener relaciones con toda clase de organismos y entidades extranjeras o de carácter internacional, en todo aquello que esté relacionado con los anteriores fines.

Realizar otras actividades que sean de interés para sus miembros como publicaciones, conferencias, encuentros, congresos o seminarios.

7. Ofrecer o establecer servicios de carácter técnico, jurídico e informativo que sean necesarios para la mejor atención de los intereses del sector.

8. Promover un código deontológico y ético entre las empresas del sector.